Fíngelo

como posar

Sylvester Stallone lo dijo en Rocky VII: "La vida no es solo sol y Rambos". Err, um, algo así.

Dejando los guiones a un lado, la fotografía al aire libre no siempre se traduce en una iluminación natural perfecta. Algunas veces el clima es nublado, o ventoso, o peor.

En estos casos, presta atención a otro dicho: "si no puedes vencerlos únete a ellos". La lección es no discutir con la Madre Naturaleza, y comenzar a  jugar con ella.

Si el polvo o la lluvia te impiden abrir completamente los ojos, toma la foto con los ojos cerrados y pretende disfrutar de la brisa, mira hacia abajo para mostrar tu hermoso maquillaje en los ojos o, mejor aún, squinch (vé mis publicaciones anteriores para más información sobre este tema).

Cerrar los ojos puede sonar unidireccional, pero en realidad le presentas al espectador un sentimiento más auténticos en la foto, como las poses que a menudo vemos en las campañas publicitarias. Además, es mejor que los ojos descontrolados o ojos entreabiertos, donde parece que te va a dar un ataque o que estás a punto de estornudar.